Cabecera
Cabecera
Cabecera
Separador
menu
Instalaciones
    Atletas y medicamentos, preguntas y respuestas
 

¿Qué puedo hacer para evitar un resultado positivo por tomar un medicamento?
Existen dos formas para obtener un medicamento: por prescripción médica o bien, en una farmacia o en un supermercado.

Siempre que necesite que se le recete un medicamento, deberá recordar al médico que es un atleta y que está sujeto a las normas antidopaje. El médico deberá garantizarle que el medicamento recetado no contiene sustancias prohibidas. Cuando el médico no pueda determinar este punto, la decisión deberá ser tomada tras consultar a personal médico de la Dirección de Medicina de La CONADE.

Si tiene que tomar un medicamento que no necesita receta (normalmente conocidos como "de venta libre"), se recomienda que consulte con personal médico de la CONADE o que muestre la Lista de prohibiciones al farmacéutico y le pida ayuda antes de decidirse por un determinado producto.

Además, al elegir el medicamento adecuado, asegúrese de que va a tomar exactamente el que le recomendaron. Algunos nombres de marca ofrecen muy diversas variaciones de un mismo producto (no causa somnolencia, rápido alivio, extra fuerte, acción prolongada, etc.) y la fórmula difiere en cada uno de ellos, lo que supone un riesgo elevado de que alguno contenga una sustancia prohibida mientras otro no.

Las leyes mexicanas reconocen el derecho de los atletas a seguir el mejor tratamiento posible para cualquier enfermedad que puedan padecer.

Si se encuentra en esta situación, por favor, póngase en contacto con personal médico de la CONADE o de el Comité Nacional Antidopaje para aprender mas sobre los criterios de admisibilidad y los procedimientos que se aplican a las Autorizaciones por uso con fines terapéuticos (AUT). Encontrará más información sobre los trámites necesarios para una AUT en el sitios web de la CONADE www.conade.gob.mx y la AMA en www.wada-ama.org.

Antes de solicitar una AUT, se recomienda que consulte con su médico la posible existencia de tratamientos alternativos que no obliguen al uso de sustancias o métodos prohibidos. Si existe un tratamiento alternativo, probablemente se le denegará la solicitud de la AUT y este proceso sólo retrasará su recuperación.

En circunstancias excepcionales, cuando se presenta una situación que pone en peligro la vida y requiere una intervención inmediata que implica el uso de medicamentos que contienen sustancias prohibidas, tanto usted como su médico deberán solicitar una autorización por uso con fines terapéuticos inmediatamente después de que se aplique el tratamiento.

Sin embargo, se espera que dichos casos sólo aparezcan rara vez y las autorizaciones por uso con fines terapéuticos no serán concedidas en situaciones de urgencia sin un estudio exhaustivo.

El tiempo que necesita el organismo para eliminar toda traza de una sustancia depende de la naturaleza de la propia sustancia y de la cantidad que se ha tomado de ella, del metabolismo del individuo, del método de administración, y de una serie de factores como la cantidad de líquidos que se ha consumido, la posible interacción con otros ingredientes del mismo medicamento u otras sustancias ingeridas. En definitiva, no existe una regla general y el periodo de tiempo puede variar de unas horas a varios meses. Pero lo más importante, ya que usted está sujeto a la realización de controles fuera de la competencia, es el hecho de que, aunque no vaya a competir en las próximas dos semanas, no se excluye la posibilidad de que le realicen controles.

En un país, tomar un determinado producto puede resultar seguro desde el punto de vista antidopaje, mientras que en otro país, el producto vendido con el mismo nombre, puede contener una sustancia prohibida. Antes de usar medicamentos adquiridos en un país extranjero, será mejor que consulte con el médico de su equipo.

Las sustancias prohibidas se presentan en distintas formas y pueden ingresar en el organismo por diversos mecanismos: por contacto con la piel (cremas y pomadas), por inhalación (al respirar sus vapores), por contacto con las mucosas (colirios oculares o gotas para los oídos, supositorios). Cualquier medicamento que se aplique al organismo ingresará en éste actuando de la forma para la que fue concebido (reducir la inflamación, aliviar el dolor, destruir las bacterias, etc.), y, por tanto estará presente en la sangre antes de ser eliminado por los riñones y aparecer en la orina.

Como ocurre con los suplementos nutricionales, los productos homeopáticos, los remedios a base de hierbas, y otros productos usados por las medicinas alternativas no están sometidos a los mismos controles de calidad que los productos farmacéuticos. Por lo que un etiquetado incorrecto, una fabricación deficiente y la contaminación pueden causar a que las sustancias prohibidas se encuentren sin que el consumidor lo sepa.

Los atletas deben tener mucho cuidado con cualquier remedio casero de los que se acostumbran a utilizar por tradición familiar o por hábitos culturales. Muchas de esas mezclas derivan de preparados a base de hierbas y algunas sustancias prohibidas son de origen vegetal. Recuerde, siguiendo el principio de responsabilidad objetiva, no importa cómo o por qué una sustancia prohibida ingresa en el organismo de un atleta.

Los atletas son los responsables de todo lo que entre en sus cuerpos.

Siguiendo el principio general de responsabilidad objetiva que rige en las normas antidopaje, como atleta, usted es el último responsable de toda sustancia que entre en su organismo, ya fuera recomendada, recetada, o incluso suministrada por otra persona. Si un atleta da un control positivo, el resultado será la descalificación, y la posible sanción o suspensión.

dot_green
menu_001
Mensajes
Lic. Felipe de Jesús Calderón Hinojosa
Mtro. Alfonso Lujambio Irazábal
Lic. Felipe Muñoz Kapamas
Mtro. Bernardo de la Garza Herrera
Ricardo Probert Maldonado
CONADE
COM
CODEME
menu